Rusia destruye un satélite con un misil y pone en peligro a los siete astronautas de la estación espacial

Publicado en El PAÍS, Agencias, 16/11/21

Una lluvia de cientos de desechos obliga a cuatro estadounidenses, dos rusos y un alemán a refugiarse en dos naves que podrían haberles llevado de regreso a la Tierra 

Los astronautas Anton Shkaplerov, Tom Marshburn, Kayla Barron, Raja Chari, Matthias Maurer, Mark Vande Hei y, sentado, Pyotr Dubrov, el pasado 11 de noviembre.

Los astronautas Anton Shkaplerov, Tom Marshburn, Kayla Barron, Raja Chari, Matthias Maurer, Mark Vande Hei y, sentado, Pyotr Dubrov, el pasado 11 de noviembre.HANDOUT (AFP)AGENCIAS16 NOV 2021 – 08:18 CET2

Estados Unidos ha acusado a Rusia de poner en peligro la integridad de la Estación Espacial Internacional con la destrucción “imprudente” de uno de sus propios satélites, provocando que los astronautas se hayan tenido que refugiar en dos naves espaciales de la lluvia de miles de pedazos de la basura espacial. El Departamento de Estado estadounidense ha asegurado que Rusia ha destruido con un misil uno de sus propios satélites. Un ensayo balístico que hasta el momento ha dejado “más de 1.500 piezas de basura espacial” desperdigada, que amenaza con hacer peligrar “los intereses de todas las naciones”.null

“Esta prueba supone un aumento significativo de los riesgos a los que están expuestos astronautas y cosmonautas en la Estación Espacial Internacional”, así como para el resto de actividades relacionadas con los viajes al espacio, ha contado el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, quien ha apuntado que la Administración ya había hablado “varias veces con altos funcionarios rusos para advertirles de la irresponsabilidad y peligrosidad de la prueba”. Por su parte, el secretario de Estado, Antony Blinken, ha trasladado que estos hechos “demuestran claramente” que Rusia “está dispuesta a poner en peligro la sostenibilidad a largo plazo del espacio exterior”, así como “poner en peligro la exploración y uso” del espacio por parte del resto de las naciones. null

En este sentido, ha manifestado que la Administración estadounidense trabajará, en colaboración con sus aliados y socios, para responder a este “acto irresponsable”, al mismo tiempo que ha invitado al resto de países a que se unan para acordar una serie de “normas de comportamiento responsable”. “Exhortamos a todas las naciones espaciales responsables a que se unan a nosotros en los esfuerzos por desarrollar normas de comportamiento responsable y se abstengan de realizar pruebas destructivas, peligrosas e irresponsables como las llevadas a cabo por Rusia”, ha trasladado el secretario de Estado en un comunicado difundido por el Departamento.

Los astronautas de la Estación Espacial Internacional se vieron obligados a refugiarse en un par de cápsulas especiales después de que una nube de desechos espaciales amenazara con pasar cerca de las instalaciones. Los astronautas de la NASA Tom Marshburn, Raja Chari y Kayla Barron, junto con Matthias Maurer de la Agencia Espacial Europea, se metieron en la nave espacial Crew Dragon; mientras que los cosmonautas rusos Anton Shkaplerov, Pyotr Dubrov y el astronauta de la NASA Mark Vande Hei se refugiaron en la cápsula Soyuz.

El portavoz del Pentágono, John Kirby, ha criticado que Rusia no haya puesto en conocimiento de las autoridades estadounidenses la prueba de misiles que habría realizado por lo que Washington, ha adelantado, pedirá revisar la normas sobre las actividades espaciales para confirmar qué puede “ser utilizado de manera responsable” por todas las naciones presentes en el cosmos. Por su parte, el administrador de la NASA, Bill Nelson, ha suscrito las palabras del secretario de Estado y ha trasladado su incredulidad ante los hechos protagonizados por Moscú pues “también ponen en peligro a sus propios cosmonautas”.

Estaciones espaciales

The Trust Project

La prohibición del aborto… ¡mata!

Esta vez, la tragedia es en Polonia donde el extremismo mata a una joven de embarazada, de 30 años.

El extremismo ideológico mata.

Según Ana Buil Demur con AP, EFE, AFP • 07/11/2021 – 07:35

Nueve meses después de que el Tribunal Constitucional validara la ley que prohíbe el aborto prácticamente en todos los supuestos, Izabela murió en un hospital, por shock séptico, porque los médicos se negaron a practicar un aborto a un feto no viable, esperando que muriera naturalmente.

«Aunque en teoría los médicos podían interrumpir el embarazo porque ponía en peligro la vida de la madre, tenían miedo y esperaron a que el feto muriera de forma natural. Si hubieran actuado antes, esta mujer estaría viva», explica Dorota Loboda, concejala de Varsovia, asistente a la marcha en la capital polaca.null

«Tengo mucho miedo por lo que está pasando. Tengo una hija en edad de maternidad y le aconsejo que no se quede embarazada en este momento», dice Kalina Deniso, profesora y asistente a la marcha de Varsovia.

En Polonia solo está permitido abortar si el embarazo es fruto de una violación o si la vida de la madre corre peligro, aunque algunos grupos ultracatólicos quieren eliminar incluso estos supuestos.

Séptima semana de protestas en Bielorrusia vs. el presidente

YURAS KARMANAU20 de septiembre de 2020 18:34

Un manifestante con la bandera de Bielorrusia camina frente a policías que cerraron una calle ante el arribo de una marcha de personas que exigen la renuncia del presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, la capital bielorrusa, el domingo 20 de septiembre de 2020. (AP Photo/TUT.by)

Una manifestante con la bandera de Bielorrusia camina frente a policías que cerraron una calle ante el arribo de una marcha de personas que exigen la renuncia del presidente Alexander Lukashenko, en Minsk, la capital bielorrusa, el domingo 20 de septiembre de 2020. (AP Photo/TUT.by)

KIEV, Ucrania (AP) — Miles de personas en Bielorrusia que piden la dimisión del presidente marcharon por la capital del país el domingo, en la séptima semana consecutiva de protestas.

Cientos de soldados bloquearon el centro de Minsk, desplegando cañones de agua y vehículos blindados de transporte de personal y erigiendo barreras de alambre de púas. Las protestas también tuvieron lugar en varias otras ciudades, incluidas Brest y Grodno.

La multitud en Minsk incluía a unas 100.000 personas, dijo Ales Bialiatski, director de la organización de derechos humanos Viasna. Indicó que decenas de manifestantes fueron arrestados en Minsk y Grodno.

Las protestas comenzaron el 9 de agosto después de unas elecciones que, según los resultados oficiales, dieron al presidente Alexander Lukashenko un sexto mandato; opositores y algunos trabajadores electorales aseguran que los resultados fueron manipulados.

Lukashenko, que ha reprimido a la oposición y a los medios de comunicación independientes durante 26 años en el poder, ha rechazado las sugerencias de diálogo con los manifestantes. Muchos miembros del Consejo de Coordinación que se formó por la oposición para impulsar una transición de poder han sido arrestados o han huido del país.

Los manifestantes de Minsk portaban banderas rojas y blancas; algunos llevaban carteles que representaban a Lukashenko como una cucaracha bigotuda.

Aunque las protestas han tenido lugar todos los días desde las elecciones, las congregaciones dominicales en Minsk han sido, por mucho, las más grandes y han atraído hasta 200.000 personas.

“Todos los domingos, se están mostrando a ustedes mismos y al mundo que el pueblo bielorruso es el poder”, dijo Sviatlana Tsikhanouskaya, la principal rival de Lukashenko en las elecciones, en un mensaje de video desde Lituania, donde se encuentra en el exilio.

También el domingo, la portavoz del Ministerio del Interior, Olga Chemodanova, dijo que se abrió una investigación después de que hackers divulgaran la información personal de más de 1.000 empleados del ministerio, que dirige las fuerzas policiales.

Update privacy choices