Rajoy y Hollande exigen agilizar la unión bancaria y el pacto de crecimiento

François Hollande junto a Mariano Rajoy. / EFE

Ambos mandatarios piden a la UE que cumpla el compromiso de recapitalización directa de la banca y reclaman que se mantenga el presupuesto para la política agrícola común.
EUROPA PRESS, PARÍS | ACTUALIZADO 10.10.2012 – 16:58
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el presidente francés, François Hollande, han pedido al resto de socios de la UE -sin nombrar directamente a los más reticentes como Alemania, Holanda y Finlandia- que cumplan el compromiso de acelerar la unión bancaria y la recapitalización directa a cargo del fondo de rescate comunitario de los bancos en crisis. Rajoy y Hollande han exhibido durante la cumbre bilateral hispano-francesa una plena sintonía en cuestiones europeas. “Cuando no hay crecimiento en España, no puede haber tampoco crecimiento fuerte en Francia. Cuando hay problemas de liquidez en España, es verdad que no repercute en nuestros tipos de interés, pero hay consecuencias para la actividad económica”, ha dicho el presidente francés en la rueda de prensa final.

La conversión del Banco Central Europeo (BCE) en supervisor único de la banca europea y la recapitalización directa se pactaron en la cumbre europea de junio con el objetivo de romper el circulo vicioso entre bancos y Estados en crisis. Pero desde entonces Alemania, Finlandia y Holanda han cuestionado tanto los plazos (el 1 de enero de 2013) como la posibilidad de que la recapitalización directa sea retroactiva y beneficie así a España.

“Nosotros lo que queremos es algo tan elemental como que esas decisiones se cumplan. Allí se habló de muchas cosas, unión bancaria, unión fiscal, hasta de unión política. Se habló de recapitalización directa de bancos y nosotros queremos que eso se cumpla”, ha subrayado Rajoy. “Antes de que termine este año tendremos que haber dado pasos sobre todo en materia de unión bancaria, de supervisión bancaria, para transmitir un mensaje de que somos personas serias y de que cumplimos nuestros compromisos”, ha insistido el presidente del Gobierno. Rajoy y Hollande transmitirán esta exigencia al resto de líderes europeos en el Consejo Europeo que se celebra la semana que viene en Bruselas.

“No me consta que Alemania haya dicho que esto se tenga que retrasar o dejar de retrasar”, ha explicado el presidente del Gobierno al ser preguntado por si cree que Berlín frustrará los plazos. “Cuando se acuerda una cosa y se es serio, se mantiene la posición”, ha dicho. En opinión de Rajoy, es “posible y deseable” cumplir el calendario para enviar una “señal nítida y clara” a los mercados y no hay “ninguna razón” para los retrasos.

“Lo que debemos hacer unos y otros es aplicar lo que nosotros mismos hemos decidido”, ha abundado Hollande, que ha reclamado también que se acelere la aplicación del pacto de crecimiento, una iniciativa gala que prevé movilizar 120.000 millones de euros en inversiones a corto plazo para reactivar el crecimiento. “Nuestra posición es que a partir del Consejo Europeo de octubre debemos avanzar todo lo posible sobre la unión bancaria, la supervisión de bancos, que el Banco Central Europeo asuma la responsabilidad en la zona euro y cubra el conjunto de bancos”, ha indicado el presidente francés.

También Rajoy ha defendido que el BCE controle a todas las entidades de la eurozona, una posición que choca de nuevo con Alemania. Berlín reclama que el supervisor único se encargue sólo de los grandes bancos porque quiere mantener el control sobre sus entidades regionales. No obstante, el presidente del Gobierno ha dicho que “no tendría inconveniente en que hubiera plazos”.

Grecia debe quedarse en el euro

España y Francia están además completamente de acuerdo, frente a las dudas de Alemania, en que Grecia debe quedarse en la eurozona si ratifica su compromiso con seguir con los ajustes exigidos a cambio del rescate. “No hay duda sobre la voluntad de España y Francia de que Grecia esté plenamente en la eurozona”, ha dicho Hollande. La troika -formada por la Comisión, el BCE y el Fondo Monetario Internacional- se encuentra negociando en Atenas y presentará en las próximas semanas su informe, que servirá de base para una decisión.

“Grecia tiene que cumplir sus compromisos como estamos haciendo todos. Pero la salida de Grecia del euro haría palpable un fracaso colectivo de la UE que no nos podemos permitir”, ha coincidido Rajoy. “Yo estoy convencido de que entre todos encontraremos las fórmulas, Grecia cumpliendo sus compromisos y los demás tomando las decisiones que estimen oportunas y convenientes, para que Grecia siga siendo un miembro del euro y esto ya ni se discuta”, ha apuntado.

Ayudas para la agricultura y las regiones

Hollande y Rajoy han coincidido finalmente en reclamar que en el próximo marco presupuestario de la UE para el periodo 2014-2020 se mantenga el actual nivel de ayuda a la política agrícola común y a las regiones, y ello pese a los recortes exigidos por la crisis. “Vamos a defender la política agrícola común de forma que esto permita asegurar el crecimiento, el empleo, el medio ambiente y la innovación en todos los territorios rurales europeos que queremos preservar”, ha dicho el presidente del Gobierno. La política de cohesión, ha proseguido, debe “apoyar las reformas estructurales en las regiones con dificultades para alcanzar su crecimiento potencial y a las regiones ultraperiféricas”.

España y Francia chocan así con Reino Unido y los países nórdicos, que reclaman que los recortes afecten también a la agricultura y las regiones. La presidencia chipriota pretende cerrar un acuerdo sobre las perspectivas financieras en la cumbre extraordinaria del 22 y 23 de noviembre. Rajoy y Hollande han acordado finalmente, aprovechando que las relaciones entre España y Francia están “en uno de sus mejores momentos”, que las cumbres bilaterales vuelvan a celebrarse una vez al año, ya que desde 2009 no se había producido un encuentro de este tipo.