Madina aspira a liderar el PSOE para poner en marcha “el shock de modernidad que España necesita”

6365359wpor UniversoCanario/Agencias Hoy a las 04:05 horas

Se declara a favor de los debates entre candidatos y se compromete a mantener las primarias abiertas en noviembre
Galería

Ante el busto del que fuera presidente del PSOE Ramón Rubial en el Senado, Madina ha anunciado su decisión y ha enfatizado que de Rubial aprendió que el compromiso es dar “un paso adelante y nunca un paso atrás”.

Ahora, ha dicho, lo hace “arropado” por “miles de compañeras y compañeros” y “consciente” de la “grave situación” que atraviesa España y las dificultades que sufren “millones de españoles”.

Madina se ha mostrado convencido de que el PSOE debe continuar “un tiempo nuevo” que ya se inicia con la apertura de la elección del Secretario General a los militantes. Así, se ha comprometido a liderar el “mayor proceso de transformación política que ha vivido nunca este país, con la vuelta del PSOE a la recuperación de las vocaciones de mayoría” y un “shock de modernidad que es lo que España necesita”.

“España no necesita pequeñas reformas, pequeños pasitos adelante que luego vuelven con gobiernos del PP a ser pasos atrás, necesita un auténtico shock de modernidad que coloque a este país y a sus ciudadanos en el lugar en el mundo que merecen”, ha afirmado.

Madina ha anunciado que dimite de la Ejecutiva federal del partido por el bien de la igualdad de condiciones entre los aspirantes a la secretaría general y continuará como secretario general del Grupo Socialista, un cargo que cree que puede “compatibilizar” con su candidatura.

Además, se ha comprometido a mantener el calendario de primarias abiertaspara elegir al próximo candidato socialista en La Moncloa, que fijó para el próximo noviembre esta elección en la que están llamados a participar todos los ciudadanos ‘progresistas’.

Madina ha asegurado que estas primarias son “un compromiso ineludible” y no ha avanzado si concurrirá a ellas si no logra hacerse ahora con la Secretaría General. Ha explicado que ahora lo que hay en el horizonte es un congreso, que cree que puede ganar, y después ya llegarán las primarias.

EL VOTO DIRECTO, SU “GRANITO DE ARENA”

Así, ha hecho hincapié en que será un “congreso histórico” porque por primera vez podrán participar de manera directa los afiliados y ha recordado que él condicionó su candidatura a que se permitiera este voto de los militantes. Según ha explicado, quiso que tuvieran voz para “que con su voz el PSOE crezca hasta cotas de apoyo social que en otro tiempo tuvo” y así ha conseguido ya poner su “granito de arena” para que sea “histórico”

Madina no ha querido desvelar qué dirigentes son partidarios de que él tome el poder y ha abogado por que todo el mundo deje claras sus preferencias si quiere hacerlo, también los ‘barones, porque, ha dicho, cree en la “libertad” que van a tener todoslos que están llamados a la votación del día 13.

Además, ha desvelado que este mismo viernes ha hablado con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, aunque no ha dado detalles de la conversación.

RENOVACIÓN Y UNIDAD

Sí se ha mostrado convencido de que todos los socialistas van a trabajar porque el de julio sea un congreso de renovación, pero también de fortalecimiento interno y de unidad, para que el PSOE crezca hacia el futuro y pueda construir “grandes vocacionesy voluntades mayoritarias para los procesos de renovación que este país necesita”. “Para eso doy el paso”, ha remachado.

Preguntado por cuáles son las diferencias entre su proyecto y el de resto de los candidatos, Madina se ha mostrado convencido de que las distinciones se irán viendo y, tras asegurar su “respeto máximo” al resto de aspirantes, ha insistido en que él se presenta para “intentar continuar con la apertura de un tiempo nuevo que ya ha llegado”.

En esta tarea, ha defendido la validez de las reflexiones que hicieron los socialistas en la pasada conferencia política y de la declaración de Granada que aprobaron en julio de 2013, en la que defendían una reforma constitucional para avanzar en el federalismo. Madina ha subrayado que la Carta Magna “merece reformas profundas”.

Además, ha insistido en su idea del “shock de modernidad” que, según ha dicho, pasa por una “auténtica revolución” en materia de competitividad y en el ámbito de los derechos y las obligaciones de los ciudadanos y las libertades públicas. A su juicio, el socialismo debe, “reordenando algunos conceptos”, apostar de verdad por la “cohesión social”.

Madina ha defendido la necesidad de iniciar un “proceso profundo de reorganización” del funcionamiento del “proceso político” en España. Así, ha abogado por “abrir los partidos” y que las instituciones sean “más transparentes”, empezando por el lugar donde ha comparecido este viernes: el Senado, que tiene “una enorme necesidad de transformación.

Por lo que se refiere al debate entre monarquía y república, y preguntado acerca de si cree que debería abordarse en la cita de julio, ha defendido que en el PSOE “no hay un solo congreso que no afronte” esta cuestión.

Dicho esto, ha explicado que el PSOE en el que cree es un partido “productor de convivencia, de consensos sociales que produzcan convivencia” y se ha mostrado convencido de que seguirá siendo así en los próximos años.

“NO ME IMAGINO UN PSOE RUPTURISTA CON LA CONVIVENCIA”

“No me puedo imaginar un partido socialista rupturista con la convivencia en nuestro país, creo en un PSOE que siga siendo un pilar central de la convivencia entre españolas y españoles con distintos sentimientos de pertenencia, modelos de entender la vida… Todo eso que nos hace un país diverso, plural y rico”, ha dicho, para después asegurar que no tiene “ningún tipo de duda” de que este debate estará en el congreso.

Además, y preguntado acerca de si considera que debe multarse a los diputados que el pasado miércoles no votaron con el grupo la ley que regula la abdicación de Juan Carlos I, Madina se ha mostrado “partidario” de que el grupo mantenga sus “posicionamientos” y ha defendido que “en estos casos no hay excepciones”, por lo que se debe funcionar con “normalidad”.