El PSOE acusa a Montoro de ser un “trilero de tomo y lomo”: “Con una mano da un poco y con la otra quita un mucho”

19423_pedro_sauraEl portavoz socialista de Hacienda en el Congreso, Pedro Saura, ha acusado al ministro del ramo, Cristóbal Montoro, de ser un “trilero de tomo y lomo” que “engaña” a los españoles al decir que les bajará los impuestos. “Con una mano da un poco y con la otra quita un mucho, sobre todo a las rentas medias y bajas. Ése es Montoro”, ha añadido.

El PSOE acusa a Montoro de ser un “trilero de tomo y lomo”: “Con una mano da un poco y con la otra quita un mucho”En rueda de prensa en la Cámara Baja, el diputado murciano ha rechazado de plano las medidas tributarias aprobadas por el Consejo de Ministros del pasado viernes que, a su juicio, no conforman una reforma fiscal ni son lo que España necesita.
“El Gobierno desaprovecha una gran oportunidad para realizar la reforma económica más urgente y necesaria para fortalecer el Estado del Bienestar y posibilitar una salida más justa de la crisis. Una reforma integral que debería pasar por que los que más tienen paguen más y que haya financiación suficiente para el Estado del Bienestar”, ha lamentado Saura.
Esto causará un aumento de las desigualdades y un “empequeñecimiento” del Estado del Bienestar, precisamente “cuando más famélico está”. Y, a la larga, hará necesario “nuevos recortes y subidas de los impuestos indirectos, que son los más injustos”, según pronostica el socialista.
GANADORES Y PERDEDORES DE LA REFORMA
En particular, el dirigente del PSOE critica la decisión de reducir a 600 euros las deducciones de los rendimientos del trabajo y la “implantación de un nuevo impuesto por despido” al decidir que coticen las indemnizaciones por despido a partir de los 2.000 euros por año trabajado. “El PP aprobó un reforma laboral para despedir, y ahora Hacienda hace negocio. Es tremendamente indecente. Rajoy grava la desgracia”, ha llegado a decir.
Con respecto a las políticas de ayuda a la familia, Saura cree que debe hacerse desde el gasto y no desde los ingresos, sobre todo si se determina que sólo puedan acceder a ellas quienes coticen e imponiendo un techo, lo que hará que “mujeres que no trabajan no puedan acogerse” a estas medidas, lo que es “injusto”.
Tampoco confía en que la anunciada reducción del IRPF vaya a dejar más dinero en los bolsillos de los ciudadanos, que “en 2016 pagarán más impuestos que en 2011” ya que en dos años y medio el Estado ha subido medio centenar de gravámenes (IVA, IBI, etc.) que han permitido recaudar 36.000 millones de euros entre todas las administraciones, fundamentalmente de las rentas medias y los trabajadores.
“Que no nos cuenten milongas”, ha reprochado Saura, para quien los perdedores de estas medidas son quienes se queden en paro, las clases medias, los pequeños ahorradores, los inquilinos y arrendatarios de vivienda y los usuarios de servicios públicos.
Frente a eso, ganan las rentas altas y las grandes corporaciones y patrimonios, que ven reducido su IRPF en siete puntos mientras no se les imponen nuevos gravámenes por Patrimonio o Sucesiones y Donaciones, ni tampoco se modifica la regulación de las Sicav y otras sociedades de inversión, según el PSOE.
LUCHA CONTRA EL FRAUDE
El principal partido de la oposición también cree que ganan las entidades financieras, que seguirán tributando por el mismo tipo en el Impuesto de Sociedades pero “sólo para que no pierdan” dinero a través de los activos fiscales diferidos. “No es una contribución de la banca, sino un regalo”, cree Saura, que recuerda además que la actual regulación del Impuesto de Sociedades obliga al Estado a compensar las pérdidas del sector financiero o canjearlas por deuda pública.
Finalmente, los defraudadores son los otros beneficiarios de estas medidas tributarias, ya que “falta ambición” en la lucha contra el fraude, sobre la que no se ha tomado ninguna iniciativa nueva. “Y cuando no se lucha contra el fraude y no hay ambición, se reducen los impuestos a las rentas más altas y lo acaban pagando los de abajo”, ha advertido.
PRINCIPAL DIFERENCIA PP-PSOE
De hecho, según el socialista la política fiscal es el ámbito en el que las diferencias entre PP y PSOE son “más nítidas y claras”, ya que mientras los socialistas apostarían por luchar contra los defraudadores y gravar toda la riqueza y el patrimonio, a los “conservadores no les conviene acabar con el fraude”.
“¿Cómo van a dar los nombres de los beneficiarios de la ´amnistía fiscal´ o de los defraudadores? Si son los grandes amigos económicos del PP. Igual así conoceríamos al ´tercer hombre´. Pero los morosos sí, todos”, ha reprochado, en referencia a la publicación del listado de quienes tienen deudas no aplazadas o suspendidas con Hacienda a partir de un millón de euros.
A juicio del diputado murciano, entender estas diferencias ayuda también a “entender que la opción de los políticos conservadores es bajar los impuestos a los más ricos y recortar el Estado del Bienestar” y aplicar su plan de “devaluar los salarios, los derechos” y los servicios públicos.
Por último, Saura se ha preguntado por qué Montoro no explicó la letra pequeña de sus reformas en la rueda de prensa del pasado viernes, tras el Consejo de Ministros, y ha esperado a hacerlo este lunes. “¿Qué tenía que ocultar?”, ha lanzado.